Understanding mexicans: Día de los Muertos

“El día de los muertos” or “The day of the Dead” is a national holiday in Mexico and it is full of tradition, a mix of faiths and a deep feeling of nostalgy and redemption, along a very special relationship between men and Death. Hereby I present what I think we Mexicans feel regards Death.

Thanks for watching and for your comments!

Advertisements

En la noche del eterno descanso.

Pegaba un viento muy frío cuando el pequeño Rigo terminaba de lavar los platos a la luz de la luna, en ese fregadero junto a la pileta, en el reducido patio. El niño de tan sólo 10 años ya tiene manos duras por el trabajo en la milpa, pero aún así no deja de sonreir y emocionarse dando cuenta de su corta edad.

El agua está helada, pero el niño termina de lavar los platos y los lleva a la cocina, con su madre, quien termina de recoger la mesa. La madre le despide por el día de hoy, le da un beso en la mejilla y le desea buenas noches, no sin antes mencionarle que se debe despedir del abuelo quien, después de cenar, se retiró a descansar a su cuarto en la esquina.

El niño se acerca a la habitación, resistiendo el frío viento del monte. Toca a la puerta sin recibir respuesta, sólo se escuchan pequeños golpes. Vuelve a tocar pero ahora no hay sonido alguno. Sintiendo un pequeño escalofrío que recorre su espalda, el niño se preocupa y le avisa a su madre mediante un grito: Continue reading

Música para morir.

Hace poco tiempo me comenzó a surgir la duda de la muerte. No, nada de necrofilias, simplemente comencé a tener cierta curiosidad sobre si algún día podré saber todo acerca de mi muerte, la fecha, la forma, el lugar, las circunstancias y sobre todo… ¿cómo me recordarían las personas?.

Siguiendo esa misma posición acostumbraba a platicar con Jazmín sobre mis planes a futuro en caso de que muriera joven. Suponiendo esto, que si muero a los 27, tendría qué hacer muchísimas cosas para convertirme en una leyenda, como los del club del 27 (los aficionados a la música sabrán de quiénes hablo). Si no moría a los 27 entonces comenzaría con la idea de formar una familia y casarme máximo a los 30 años.

Continue reading