Top ten: Asesinos en masa

Aclaro, este post lo publiqué originalmente en lo que era la otrora HHH Lawaloca en Abril del 2007. ¡Uuuuuuuta, hace un chingo! Pero como aquel congal valió madre desde la Reforma ps estoy en pos de rescatar la poca herencia que tengo. Obviamente le cambié el título del receptor para adaptarlo a esta pulcata.

Mis changos, cuando me propuse hacer este post no pensé que la temática y el contenido cambiaran tan drásticamente a últimos minutos. Estaba yo tranquilamente escribiendo en la compu, armando el post, dándole sus toque finales… cuando de repente ¡huevos! me enteré de la terrible noticia de que un cabrón sádico asesinó a 32 compañeros y maestros del Tecnológico de Virginia. La neta, mis compas, este post se lo dedico a toda la raza que ha sufrido con este tipo de ataques que ocurren en todo el mundo y en los momentos más inesperados. Nunca pensé que mientras escribía el artículo estuviera ocurriendo una masacre de tales magnitudes. Pero no podemos echarle la culpa al asesino (bueno, no toda), sino a la comunidad que lo tolera y que lo creó. Espero les sirva de cultura general y para meditar un poco más en el perro mundo que hemos estado viviendo. Y al culero insensible que le vale madre o se quiera sentir muy mamón… ¡ps que chingue a su madre!

Me imagino que parece que asesiné brutalmente a mis dos grandes amores. Sólo estaba tratando de hacer un trabajo rápido y cuidadoso… si mi seguro de vida es válido por favor paguen mis deudas, donen el resto anónimamente a una fundación de salud mental. Tal vez la investigación puede prevenir otras tragedias de este tipo“.

Estas freakies palabras fueron escritas por Charles Whitman el 31 de Julio de 1966 justo después de asesinar a su madre y a su esposa, y antes de asesinar a otras 16 personas en la Universidad de Texas. Efectivamente, un tumor en la zona del hipotálamo fue encontrado, durante la autopsia, en la cabeza de Whitman. Charles Whitman fue desde la infancia un niño ejemplar, demasiado teto diría yo. Se unió a los boy scouts desde muy joven e incluso fue nombrado Eagle Scout a los 12 años, el más joven hasta ese momento. Tenía un CI de 138 (muy alto). Sin embargo, poco a poco se dio cuenta de que algo malo pasaba con su estado mental. Se unió al ejército de los Estados Unidos en donde se especializó en ser un francotirador, pero su rendimiento fue tan pobre que poco a poco decayó y fue expulsado del ejército, por lo que continúa en la universidad de Texas y se casa en 1962 con Kathryn Leissner. Aún así, esa constante molestia mental lo orilló a cometer 18 asesinatos hasta que fue detenido por la policía con 2 disparos a la cabeza.

La clasificación de asesino en masa (mass murderer, spree killer) se le da a una persona que mata una gran cantidad de personas (por lo menos cuatro) en un periodo de tiempo relativamente corto, es decir, lo realiza en un acto contínuo. Los asesinos en masa normalmente usan pistolas automáticas o semi-automáticas y atacan lugares públicos como escuelas, museos, restaurantes, etc. y sus víctimas no son siempre escogidas, sino que son elegidas al azar y en el momento. Atraen mucha atención mientras están matando, por lo que generalmente mueren muy pronto por suicidio o porque los policías llegan y los matan. La diferencia con los asesinos en serie (serial killers) es ese periodo relativamente corto, además de la acción tan espontánea que se genera al momento de cometer los asesinatos, es decir, no existe tanta planeación con un asesino en masa. Para esto, mis mocos, les presento a los 10 asesinos en masa más gandallas que han existido:

10. Thomas Hamilton.

Thomas Hamilton

Originalmente llamado Thomas Watt, este sujeto nació en Glasgow, Escocia, el 10 de Mayo de 1952. Siendo niño fue adoptado por sus abuelos maternos, por lo que tomó sus apellidos (Hamilton). Se convierte en boy scout (otro teto) y se hace líder regional de éstos desde 1974 hasta 1990, incluso fue su fuente de ingresos durante mucho tiempo. Era un nene de mami, por lo que la muerte de su madre adoptiva en 1987 lo perturba demasiado. En enero de 1996 compra un revólver Smith&Wesson 0.357 y una pistola Browning de 9 mm.

Tons, el 13 de Marzo de 1996 se encamina a la escuela primaria de Dunblane. Se mete al salón de clases de kinder de la profesora Gwen Mayor, le mete sus respectivos plomazos hasta matarla, les da mate a 16 niños del mismo salón, deja libres a 2… y se suicida. Rápido el cabrón ¿vea?.

Víctimas: 17.

9. Charles Whitman.

Charles Whitman

De este güey empecé escribiendo al principio. Después de asesinar a su vieja y a su jefa, el cabrón se fue a la ferretería muy tranquilamente, compró hartas cositas y se regresó a su casa, hasta se puso a platicar con el cartero que pasaba por ahí. Se durmió en su chantli y al día siguiente en la mañanita se fue a la torre Bell en la Universidad de Texas y empezó a disparar al azar. El truquito de este tipo fue que volvía a disparar a las personas que acudían a auxiliar a los heridos, así se chingaba a más gente. Era muy preciso en los tiros, incluso le voló la garganta a un vato a 400 metros de distancia, y en otra ocasión se chingó a dos personas con un solo tiro. Al final fue abatido por los oficiales Ramiro Martínez y Houston McCoy con dos plomazos en la cabeza, quienes subieron hasta la torre a chingárselo.

Este cabrón hizo la matanza más macabra que hasta el momento se había dado en los EEUU, incluso su jeta salió en la portada de Time 11 días después de lo que hizo y clausuraron la torre Bell, reabriéndola apenas 33 años después.

Víctimas: 18.

8. James Oliver Huberty.

James Huberty

También llamado el “Asesino de McDonald’s”, James Oliver Huberty nació el 11 de Octubre de 1942 en Canton, Ohio. Después de una perturbada infancia se casa en 1965 y para 1971 se muda al sur de California a iniciar una nueva vida. Sus compañeros de trabajo le temían por sus ideas tan sádicas y fuera de contexto.

El 18 de Julio de 1984, se levanta repentinamente del sillón de su casa, le dice a su esposa “voy a cazar humanos”, se va al McDonald’s San Ysidro que está como a medio kilómetro de su casa… y abre fuego a lo pendejo con varias armas como una escopeta, una Browning de 9 mm y una Uzi. Disparó 245 cartuchos asesinando a 21 personas e hiriendo a otras 19. Pero lo detuvo un francotirador de la policía con un tiro directo a la cabeza. Después de eso… McDonald’s tuvo una sucursal menos.

Víctimas: 21.

7. George Hennard.

George Hennard

Pues este vato es otro perro que se la rifó en un restaurante. Nació en Sayre, Pennsylvania el 15 de Octubre de 1956. En 1974 se une al ejército de los EEUU y después a la marina, pero como era un renegado huevón se sale. Se hace moto y vividor, por lo que obviamente… forma una banda de rock llamada Missing Links en la que funge como el baterista, pero la neta valió pa pura riata su grupo. Se le conoció por ser harto misógino e intolerante. En Febrero de 1991 se compra una Glock 17 y una Ruger P89. Su grupo se disuelve y poco a poco se acrecenta su latente odio contra las mujeres.

El 16 de Octubre de 1991, Hennard estrella su camioneta Ford del 87 contra el restaurante Luby’s en Killeen (ah pa nombre ¿no?), Texas. Se baja de la troca y grita “¡Ésto es lo que el condado Bell me ha hecho!” y abre fuego con la Glock 17 y aluego con la Ruger P89 matando a 22 personas. Ante la desesperación, un gordo que estaba en el restaurante se avienta a través de un ventanal del restaurante para poder escapar, lo que muchos comensales aprovechan también. Entons, Hennard permitió que una niñita de 4 años se fuera junto con su jefa (¡ay qué lindo misógino!). La policía le dispara de a madres hiriéndolo en varias ocasiones, pero no lo matan. Finalmente, camino al baño del restaurante se dispara a sí mismo en la cabeza.

En su cadáver se encuentra un boleto de cine para la película “The Fisher King” con Robin Williams en donde se puede ver una masacre similar a la realizada por Hennard. ¡¡Merol!!.

Víctimas: 22.

6. Baruch Goldstein.

Baruch Goldstein

Este tipo representa lo que es la intolerancia religiosa y el fanatismo. Durante las Festividades musulmanas de la Purificación en Hebron, Israel, en Febrero de 1994, un judío de Brooklyn, NY (otro gringo) abrió fuego a un conjunto de musulmanes que rezaban en su mezquita, produciendo un pánico profundo. Como disparó al azar y en todas direcciones, lo que produjo fue una gran cantidad de heridos (más de cien). Entre tanto alboroto la policía israelí abrió fuego en su dirección pero de la misma forma hirieron (incluso dieron muerte) a muchas otras personas asistentes. Goldstein, sin embargo, continuó disparando a la gente dentro de la mezquita dejando todavía más rastros de muerte, hasta que desde algún lado y algún desconocido le arrojó un extinguidor a la cabeza, lo que lo aturdió y dio oportunidad para que algunas personas lo atraparan para finalmente lincharlo.

Existen versiones de que entre tanta confusión y alboroto, él mismo se disparó de muerte, otros dicen que la policía lo mató, y otros que fue la misma multitud. Las historias se contradicen entre los reportes israelíes y musulmanes.

Víctimas: de 24 a 29.

5. Campos Elías Delgado Morales.

Bueno, latinoamérica no se queda atrás con lo que a asesinos en masa respecta. Y ésta no fue una masacre cualquiera, pues sorprende la frialdad del asesino y la entereza con que cometió tales crímenes. Todo empezó cuando en una tarde de Diciembre de 1986, en Bogotá, Colombia, Campos Delgado Morales asesinó brutalmente a un conocido y a su hija de varias puñaladas. Después regresó a su departamento y le disparó con un revólver .38 a su propia madre con quien no se llevaba bien. Entonces incendió el departamento, chance pa encubrir el asesinato. Pero en ese momento le dio la chiripiorca y ¡zas!… empieza a tocar de puerta en puerta gritando a la gente a que salga pues ocurre un incendio y a los que iban saliendo les daba matarile, aumentando la lista de asesinatos con 5 mujeres más a la lista, las cuales recibieron sus respectivos balazos también.

Y así, sin piedad y con demasiada frialdad, se alejó de ahí, cruzó la ciudad tranquilamente (sí, nadie lo detuvo ni lo reconoció) para dirigirse a la casa de otro conocido. Platicaron, estuvieron conversando un buen tiempo. Después y con mucho respeto, se retiró de la casa de su amigo y se dirigió a un restaurante italiano de moda al norte de la ciudad, leyó el periódico, se echó una cenita, se tomó 8 vodka tonics… y sin avisar, se levantó y comenzó a disparar a la gente con su revólver y a quemarropa, a la mayoría con balazos a la cabeza. Cargaba municiones continuamente de una cajita que traía cargando de la cintura. La policía rodeó el edificio mientras él continuaba con la masacre adentro y después de un ratote lo lograron controlar asesinándolo.

Víctimas: 30.

4. Cho Seung-Hui.

Cho Seung-Hui

Este acto lo tendrán presente muchos de ustedes en este momento. Lamentablemente ocurrió el pasado 16 de Abril del 2007.

Cho Seung-Hui era un joven de 23 años de origen surcoreano que se encontraba estudiando el último año de filología inglesa. Llegó a Estados Unidos junto con su familia en 1992. Vivía en los conjuntos departamentales de la Universidad Tecnológica del estado de Virginia y siempre se caracterizó por ser muuuuuy reservado y con ideales extremadamente perturbadores. Todo inició en la mañana del terror del 16 de Abril de 2007 a las 7:15 de la mañana cuando disparó contra dos personas del conjunto departamental (dando muerte a una de ellas). La policía llegó inmediatamente al lugar de los hechos pero Seung-Hui se había escapado. Dos horas después inició el verdadero infierno cuando comenzó a disparar en el otro extremo de la universidad. Primero entró a una clase de alemán en donde le disparó a un alumno y a un profesor, los demás se agacharon y escondieron pero Seung-Hui siguió disparando a 10 o 15 de 20 alumnos, después continuó la clase de francés, los laboratorios de investigación y otros salones externos de ingeniería. Hasta que al verse rodeado se mete un balazo en la sien.

Víctimas: 32.

3. Ahmed Bragimov.

Lamentablemente existe poca información acerca de esta masacre. Pero se tiene muy presente que el asesino es sólo parte de una gran serie de figuras fundamentalistas antirusas que predominan en las regiones chechenas. Ahmed Bragimov fue un checheno que actuó por su cuenta en la ciudad de Mekenskaya, en donde, profiriendo versos antirusos, comenzó a disparar selectivamente, sólo disparaba a rusos. Ante el temor las personas se encerraban en sus casa, pero Ahmed aún así dsparaba al interior cuando estaba seguro de la presencia de algún ruso. Retaba y gritaba mientras caminaba por las calles disparando. Dejó una senda de 34 víctimas tras de sí hasta que una chusma iracunda lo logró aplacar y le dieron matarile a puro golpe.

Víctimas: 34.

2. Martin Bryant.

Martin Bryant

Martin John Bryant nació el 7 de Mayo de 1967 en Tasmania. Desde niño se le notó un característico retraso y se confirmó cuando se le diagnosticó un CI de 66, lo que lo pone en un grado muy inferior (en el 1.17 % inferior de la sociedad). Desde entonces fue conocido entre la tlacuachada como Stupid Martin. De niño fue muy problemático y ya tenía sus tintes sádicos, fue a una escuela especial y adoraba torturar animales, sobre todo gatos. Cuando ya se podía hacer sus chaquetitas le encantaba el porno y estaba obsesionado con la bestialidad, le gustaba mucho estar rodeado de prostitutas y adoraba los filmes violentos como Child’s Play. Al ser mayor, su padre murió pero no gozó de una pensión por su bajo CI. Trabajó hasta como jardinero, pero su golpe de suerte le llegó cuando conoció a una nena llamada Helen Harvey quien lo invitó a vivir con ella, le compraba muchas cosas y lo consentía. Después Helen murió y Martin quedó como heredero único de sus posesiones que incluían una mansión y casi un millón de dólares. Pero gandallamente su madre le quitó todo aprovechando su retraso evidente.

Después de tantas burlas y traumas en su vida, Martin decidió vengarse de todo ello, así que el 28 de Abril de 1996 (Abril es un mes prolífico de masacres) le dijo a un vecino “haré algo para que nadie me olvide” y salió hacia una casa de huéspedes que quería comprar pero se la ganaron. Se bajó de su auto y le disparó a las personas que compraron la casa antes que él. Después se dirigió a un café turístico popular y le disparó a toda la clientela con un rifle FN-FAL. Para asegurar, recorrió el restaurante asegurándose de matar a todas las personas dentro y fuera de él. Después se trepó al coche y se fué a un hotel muy cerca de ahí en donde mató a más gente. Finalmente se regresó a la casa de huéspedes en donde tomó a tres rehenes mientras la policía lo rodeaba en el edificio. Después de 18 horas, desde su primer asesinato, Bryant le prendió fuego a la casa de huéspedes en donde dejó a los tres rehenes morir en el incendio mientras él intentaba escapar por la parte trasera en donde al final lo atrapó la policía.

A pesar de no tener ninguna experiencia en armas, Martin disparó en 29 ocasiones en el restaurante, en donde 19 tiros fueron directos a la cabeza, 1 fue fatal y produjo 12 heridos… en tan sólo 90 segundos. Hasta el momento se encuentra encerrado en la prisión de Risdon purgando una condena de 35 cadenas perpetuas.

Víctimas: 35.

1. Woo Bum-Kon.

Woo Bum-Kon

Woo Bum-Kon fue originalmente un policía surcoreano en la ciudad de Seúl, pero después de un tiempo fue transferido a un pequeño poblado rural llamado Sang-Namdo. Logró hacer una vida ahí, pues era una villa muy pequeña y tranquila en donde la autoridad (él) era casi innecesaria. Pero en la tarde del 26 de Abril de 1982 tuvo una pelea con su novia, lo cual lo irritó mucho. Se fue de la casa y se refugió unos minutos en la armería de la policía local, en donde tomó grandes cantidades de whisky hasta emborracharse. Por la noche tomó todo el arsenal que pudo y salió a las calles a asesinar a la gente.

Aprovechando de su autoridad policiaca pasaba de domicilio en domicilio y asesinaba a todos los integrantes de cada hogar disparándoles o simplemente lanzándoles una granada. Continuó con ese mismo patrón durante ocho horas (la policía era él, no podían detenerlo) hasta las primeras horas del 27 de Abril. Cuando se le acababa la gente de esa villa se fue a la siguiente y así siguió a lo largo de 5 villas en el condado de Uiryeong. Pero en algún momento tuvo qué parar ¿no?. Así que con las últimas granadas que le quedaban tomó a dos rehenes, los apretó fuerte contra sí y accionó las dos granadas, suicidándose y matando también a los rehenes, terminando así el peor asesinato en masa perpetrado por una persona en toda la historia.

Víctimas: 58.

Ésto, mis amigos, no es de sorprendernos pues incluso ha habido asesinatos (que por cuestiones prácticas no incluí) en los que se han registrado mayor número de víctimas, por ejemplo les puedo mencionar que apenas el pasado 28 de Marzo del presente año se registró una supermatanza en la comunidad de Tal afar en Irak, en la que un policía local residente (iraquí) perdió el control y comenzó a dispararle a los habitantes del pueblo, dejando un saldo de 45 víctimas al estilo sicario, con el tiro de gracia y toda la cosa, aprovechando de su autoridad (¿en dónde estaba el ejército gringo que según protege a Irak?). Obviamente no se dio mucho ruido de la noticia, pues es tal vez muy común que por allá se muera mucha gente en los hospitales, por ejemplo, pero no de enfermedad ¡¡sino por bombardeos!!

Pero eso no es todo, ha habido asesinatos en masa en los que el victimario no jala tantas veces el gatillo, como lo hizo David Burke quien al ser despedido de USAir por andar de rata, pues toma una pistola, se trepa normalmente al avión que tomaba su supervisor y en pleno vuelo le vuela la choya y arma un gran pedote. Después se va hacia la cabina del piloto, desde la torre de control escuchan todo el chou y gritan “¿cuál es el problema?”, a lo que Burke grita “Yo soy el problema”, le da mate a los pilotos y después deja que el avión caiga desde 13 000 pies más rápido que la velocidad del sonido y matando a 40 personas más a bordo. No conté este incidente pues efectivamente el tipo en cuestión no originó directamente la muerte de cada víctima.

Sin duda un evento que hizo al mundo girar los ojos a los asesinos en masa fue la masacre de Columbine perpetrada por Eric Harris y Dylan Klebold, la cual arrojó la triste cifra de 13 víctimas (digno de un futuro post). Recuerdo que estaba en mi casita viendo la tele cuando de repente vi una transmisión en vivo desde la escuela de Columbine. Esta masacre marcó un hito en la historia de los Estados Unidos, quienes ya conocían y se habían familiarizado con los asesinos en masa, pero no lo esperaban de jóvenes de secundaria. Ahí se dieron cuenta de lo mierda que han llegado a ser en su cultura, en su educación, en la formación familiar. Acá en México si dos jóvenes tienen problemas ps se agarran a chingadazos o al menos a tejocotazos y se les baja lo calientes, no agarran a plomazos a cualquier güey que se les atraviese. Ahí se ve la mentalidad de la juventud, ahí se ve la diferencia, el salvajismo común entre cada idiosincracia.

El asesino en masa es en esencia la explosión de las emociones, es cuando el asesino conjuga toda la adrenalina y la libera matando gente. Muchos tienen ese sentimiento de arrepentimiento al final de su masacre, otros siguen y siguen asesinando hasta que son abatidos por las autoridades u otras personas y otros simplemente terminan suicidándose o se entregan a la policía al sentirse acorralados. Existen sectas cuyos líderes o dirigentes ofrecen un nuevo camino espiritual al asesinar a los sectarios, como Jim Jones y “El Templo de la gente” quien organizó una matanza y super suicidio múltiple que cobró la vida de más de 900 personas (muchos de ellos mujeres y niños que sólo escapaban de la carnicería) el 18 de Noviembre de 1978 en Jonestown, Guyana. Aún, después de lo ocurrido, hubo varios agentes que fueron a investigar el misterioso asesinato de la comunidad entera… y fueron asesinados también.

Por esa misma cuestión no he incluído en esta lista a los ataques terroristas, a los atentados suicidas. Tampoco incluí a los bombardeos realizados por Andrew Kehoe en 1927 en Bath, Michigan (ideal para un baño de sangre) o por Timothy McVeigh el 19 de Abril de 1995 en Oklahoma (el famoso bombardero de Oklahoma) que incluso alcanzaron la cifra de 168 víctimas como en el caso de McVeigh. Éstos no son sujetos que actúen por su propio medio y ejecuten a sus víctimas fría y tranquilamente, poco a poco, paso a paso. No se toman el tiempo de apuntar un arma y jalar el gatillo o de quitar el seguro de una granada, no actúan personalmente. Simplemente planean un atentado general… y ya.

No, mijitos, no es algo como para reir, chance ni para llorar. Así se vive ahora y eso que no está la Santa Inquisición. Cada vez que el humano avanza intelectualmente, retrocede emocionalmente. De una u otra forma… pero nos está llevando la chingada.

Advertisements

3 thoughts on “Top ten: Asesinos en masa

  1. mi pana quisiera saber sobre el asesinato q hubo en mexico en el año 1986 para los mundiales de futbol en un hotel hoy en dia abandonado

  2. mi pana quisiera saber sobre el asesinato q hubo en mexico en el año 1986 para los mundiales de futbol en un hotel hoy en dia abandonado por favor

    • Lamentablemente no tengo conocimiento de una matanza en el año 1986 previo al mundial de futbol, pero tal vez te refieras a la matanza de Tlatelolco en 1968, justo unos días antes de la inauguración de los juegos olímpicos en México.
      En dado caso hay muchísima información sobre la “Matanza de Tlatelolco” que el gobierno mexicano operó sobre los estudiantes y huelguistas de 1968 en la Ciudad de México. Un tema que también lo engloba sería la “Guerra Sucia” de México que llevó finalmente a esa masacre.
      Si existen más preguntas o dudas me las pueden hacer llegar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s